Alimentación

Mostrando todos los resultados 36

Alimentación Ecológica

Productos ecologicos para una perfecta dieta y comida ecológica mediante una perfecta Alimentación Ecológica. Productos que siguen la normativa Europea sin permitir el uso de pesticidas ni fertilizantes químicos ni transgénicos.

En Querido Planeta estamos comprometidos con la salud de nuestros clientes y con la de nuestro planeta, así en nuestra categoría de alimentación te ofrecemos una selección de productos saludables para una alimentación equilibrada y ecológica.

Nuestros productos de alimentación ecológica engloban: Pasta, harinas bio y sin gluten, legumbres, especias, frutos secos, tés, cereales, verduras, frutas, hortalizas, galletas, sal, alimentos probioticos, aceites y un largo etcetera.

¿Por qué consumir productos ecológicos?

Hay muchas razones para consumir alimentos ecológicos, ya sea para contribuir a la protección del medio ambiente, para cambiar nuestra relación con la comida o para proteger nuestro territorio.

Para proteger el medio ambiente

Al consumir productos alimentarios ecológicos, usted contribuye a la protección del medio ambiente, ya que estos productos se producen según prácticas que respetan los recursos naturales y el patrimonio:

  • La tierra: Mantener la fertilidad y la estructura del suelo mediante prácticas adecuadas: rotación, abonos verdes, enmiendas naturales… Preservación de la vida en el suelo: no se utilizan productos químicos.
  • Agua: Limitar la escorrentía: mejorar la estructura del suelo, plantar setos. Preservación de la calidad: no se utilizan productos químicos (fertilizantes, pesticidas, antibióticos…).
  • Biodiversidad: Conservación de la biodiversidad genética de las plantas cultivadas. Preservación de la flora y la fauna silvestres para crear un equilibrio natural entre auxiliares y plagas.
  • Energía: Menos consumo indirecto de energía: prohibición de productos químicos que requieren mucha energía fósil. Se favorece la comercialización local: reducción de los costes de almacenamiento y transporte.
  • El paisaje: Diversidad de cultivos, Creación y mantenimiento de setos, praderas y cursos de agua naturales.

Cambiar nuestra relación con la comida

Comer ecológico significa diversificar la dieta y redescubrir el sabor de los alimentos comiendo:

  • Cereales: hay muchos, con una gran variedad de sabores. En asociación con las legumbres, son una fuente de proteínas
  • Verduras de temporada: hay una gran variedad de hortalizas “olvidadas” o “antiguas”, como diferentes tipos de calabaza, calabacines o tomates, pero también chirivías y perejil tuberoso. Cocinar estas hortalizas de temporada permite redescubrir su verdadero sabor y rompe la monotonía de los platos que a veces pueden llevar a querer comer tomates en invierno…

Comer ecológico significa devolver a los alimentos su lugar en la vida cotidiana

La compra de productos ecológicos locales da a los alimentos otro valor: se conoce a la persona que los ha producido.

Cocinar con productos ecológicos frescos significa tomarse el tiempo para descubrir nuevos ingredientes y nuevas recetas. Significa (re)descubrir el placer de cocinar y degustar lo que has preparado. En una palabra, es un momento creativo, gourmet y de convivencia.

Abastecimiento local: apoyo a la economía local

  • El abastecimiento local reduce los costes de distribución, crea vínculos directos entre productores y consumidores, mantiene las pequeñas explotaciones y apoya la economía local.
  • Las explotaciones ecológicas emplean un 60% más de mano de obra que las estructuras agrícolas tradicionales, y durante más tiempo.
  • El sector ecológico favorece el desarrollo de estructuras locales de transformación, tanto a pequeña escala como industriales, que obtienen las materias primas ecológicas de los productores locales.
  • Las granjas ecológicas son estructuras agrícolas de tamaño humano, que permiten la supervivencia de pequeñas explotaciones que pueden ser fácilmente transferidas.

Distribución ecológica y local

La compra de productos ecológicos de proximidad (mercados, cestas, ventas en granjas, tiendas especializadas, algunos supermercados) no sólo permite adquirir productos ecológicos frescos a un coste inferior o equivalente a los precios “convencionales”, sino que también garantiza unos ingresos decentes al productor.

Orgánica y el coste indirecto para la sociedad

  • El sector ecológico crea más puestos de trabajo que el sector convencional, lo que reduce el coste social del desempleo;
  • La ausencia de productos químicos de síntesis (abonos nitrogenados, pesticidas) reduce el coste de la descontaminación del agua;
  • La calidad sanitaria de los productos ecológicos contribuye a la salud de los consumidores y no genera costes adicionales para la salud pública (cánceres relacionados con el uso de pesticidas).

Pin It on Pinterest

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento  para fines analíticos y buen funcionamiento de la tienda. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Ver
Privacidad